Definiciones

Amar es morirse de pena, sin saberlo hasta el final.
Sufrir es amar día tras día, sin llegar a ese final.
Llorar es mojarse en la tormenta que el sufrir hace tronar.
Vivir es caerse, llorar, y levantarse, una vez y otra vez más.

Pero, ¡qué bueno es sufrir y qué bello es amar!,
¡qué necesario es vivir y qué inevitable es llorar!.

Y qué dicha debe sentir el que llegue a contemplar
su sufrir, su amar, su vivir y su llorar
desde las inexpugnables cumbres de la Felicidad.

Comparta sus opiniones