Pétalo número 59

«Puedes encarar la muerte más o menos acompañado, incluso en absoluta soledad. Con más o menos penurias materiales o de salud.

Pero si tienes el recuerdo de al menos un amor verdadero al que aferrarte, entonces no habrá en tu corazón tristeza alguna, ni rastro de melancolía en tu alma. Y serás como una flor en mitad del desierto…»

Comparta sus opiniones