Pétalo número 61

«Si apuestas por vivir de verdad aprendes que lo que no te mata te hace más fuerte, aunque ser más fuerte ni te sirva la próxima vez que te maten.

Que si entregas todo sin reservas lo único que puedes esperar es a quedarte sin reserva para el resto del viaje.

Y que la pena no siempre lo vale para los demás, pero sí para ti.

Que el amor eterno dura hasta que se acaba y que no importa cómo de grande es tu corazón, siempre hay espacio para un costurón más.

Que se pierden muchos trenes por no atreverse a subir a ellos, que hay trayectos inolvidables que duran sólo una estación y agonías grises de largo recorrido…»

Comparta sus opiniones