Tornarse

Paisaje marino sereno, 
que se torna rudo y fuerte 
cuando olas rompen raudas
las rocas de la corriente.

Nívea nube mullida, 
que se torna gris mugrienta
cuando escupe fuego y agua 
al descargar su tormenta.

Azul cristal transparente, 
que se torna en breve oscuro
cuando se quiebra en pedazos
que alumbran de noche al mundo.

Corazón limpio y alegre, 
que se torna negro y duro
cuando se va para siempre
de su seno el amor puro;
cuando en su risa aparecen
el llanto y dolor profundos.

Comparta sus opiniones